¿ Cual es el origen del Vibrador ? Conoce su Historia

( Historia muy curiosa )

La historia del origen del vibrador viene de la época victoriana para dar solución a la histéria femenina. Se trataba de una enfermedad que las mujeres padecían  que englobaba numerosos sintomas y muy variados, desfallecimientos, insomnio, retención de líquidos, pesadez abdominal, espasmos, respiración entrecortada, irritabilidad, dolores de cabeza continuos, falta de apetito e incluso “tendencia a causar problemas”.

Las mujeres diagnosticadas con histeria femenina debían someterse a un tratamiento conocido como «masaje pélvico», este consistía en la estimulación manual de los genitales de la mujer por el médico, hasta llegar al orgasmo, que en el contexto de aquella época (año 1880 ), se llamaba «paroxismo histérico», al entender el deseo sexual reprimido de las mujeres una enfermedad. Otra forma frecuente de tratarla era el lavaje vaginal.

origen del vibrador histeria femeninavibrador origen 1920

 

Origen del Vibrador Terapéutico

Cansados de que númerosas pacientes acudieran a solucionar su “histeria”, el médico británico Joseph Mortimer Granville inventó el primer vibrador de baterías en la década de 1880. Los médicos comenzaron a utilizar el vibrador como una herramienta terapéutica para combatir la histeria femenina.

Gran Popularidad en el siglo XIX

A fines del siglo XIX, los “tratamientos” con estos aparatos sexuales eran uno de los servicios más populares ofrecidos en los balnearios de gran lujo en Europa y U.S.A..

Hamilton Beach: El origen del vibrador eléctrico

La compañía estadounidense Hamilton Beach lanzó en 1902 el primer vibrador eléctrico para venta comercial, transformando al vibrador en el sexto aparato electrico en el hogar familiar. Es muy curioso saber que el vibrador eléctrico llegó al mercado mucho antes que otros aparatos familiares que a día de hoy se consideran imprescindibles, por ejemplo: 9 años antes que el aspirador y diez años antes que la plancha eléctrica.

Explosión del Consolador Doméstico

Muchas compañías diseñaron sus modelos y las distintas versiones de estos vibradores se anunciaban prominentemente como máquinas de masaje antiestrés en gacetas y catálogos de costura y tendencias. Una página del catálogo Sears de electrodomésticos de 1918 incluye un vibrador portátil con accesorios, anunciado como “muy útil y satisfactorio para el empleo casero”.Si bien el vibrador se convirtió en el juguete sexual preferido de la mujer (con un concepto terapeútico ) para masturbarse, ya que estaban destinados a un público femenino, también se empezaron a diseñar ciertos vibradores para empleo masculino, incluyendo modelos en forma de cinturón, en los que se afirmaba que ayudaban a una mejor circulación sanguinea, y vibradores internos para dar masaje y “descargar” la próstata

origen vibrador terapeutico

Declive de los Vibradores Terapeúticos

La imagen y reputación de los vibradores cambió totalmente a mediados del siglo XX por 2 razones. La primera fue que en 1952, la Asociación Americana de psiquiatría declaró oficialmente que la histeria femenina no era una enfermedad lícita, sino más bien un mito trasnochado. El segundo motivo fue que la popularidad del cine generalmente hizo que las películas porno tuviesen más difusión, y múltiples de ellas mostraban actrices usando el vibrador como juguete erótico.Los vibradores se vendían disfrazados bajo un concepto de terapia. Cuando salió a la luz que el tratamiento para la histeria femenina era esencialmente una sesión de masturbación (puesto que la enfermedad no existía), y el cine porno probó los hechos en pantalla grande, la gente comenzó a ver a los vibradores como objetos de perversión sexual. Esto ocasionó que los vibradores desapareciesen de las gacetas femeninas, catálogos y anaqueles de tiendas populares, como Sears Roebuck, donde se habían vendido por prácticamente medio siglo.

Reaparición con fuerza del Vibrador Sexual

En la actualidad el vibrador es un producto que utilizan millones de personas en todo el mundo. El concepto sexual ha cambiado, dejando de lado tabúes y normalizando la existencia y uso de estos fantásticos aparatitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!