Mostrando todos los resultados 20


bolas chinas

BOLAS CHINAS VIBRADORAS

La vibración que genera el choque de la bola interior de la bolas chinas contra las paredes de la vagina provoca una contracción involuntaria y continua de los músculos que la rodean, incrementando la circulación sanguínea, la lubricación y el tono muscular. Tenemos que indicar que existen en nuestra tienda online bolas chinas vibradoras, las cuales tienen un vibrador incorporado.

bolas chinas vibradoras

Comprar Bolas Ginecologicas Ben Wa

Si has decidido comprar bolas chinas, tambien conocidas como bolas Ben Wa , o bolas ginecológicas,  sin duda, te recomendamos las vibradoras. En nuestra tienda las recibirás en 24 a 48h en tu casa o si prefieres puedes recogerlas en una oficina de correos, y por supuesto, el envío es 100% DISCRETO.

Origen de las Bolas Chinas

El empleo de las bolas chinas se remontar al siglo XVIII y las geishas ya las usaban para acrecentar la fuerza y el control de su periné. La historia legendaria más extendida sobre su empleo cuenta que las geishas las introducían en su vagina cuando estaban cerca de un hombre y efectuaban contracciones con la musculatura del suelo pélvico. Al contraerse las paredes de la vagina, las bolas chocaban una con otra, emitiendo un sonido rítmico. A más ritmo de contracción y más fuerza, más sonido se percibía. Esto era una señal a fin de que el hombre eligiera con qué geisha deseaba pasar a asuntos más íntimos: cuanta más musicalidad hubiese en el sonido, más cultivadas estarían las habilidades sexuales de esa geisha.

comprar bolas chinas

Ayudan a fortalecer la musculatura

Los ejercitadores de Kegel son esferas vaginales o bien bolas ben wa te ayudarán a fortalecer la musculatura del suelo pélvico aunque su utilización exclusiva no corrige los problemas patológicos. En concreto aumentan el tono de base:la tensión que ejerce el músculo aunque te encuentres en reposo. Al introducir las bolas en la vagina, la musculatura del suelo pélvico se contrae de forma refleja para no permitir su caída. Además de esto, la vibración que genera el choque de las bolas internas asimismo provoca una contracción refleja de esta misma musculatura.

Bolas Chinas Vibradoras ¿ Que precio tienen ?

El precio de las bolas chinas vibradoras es muy amplio. Puedes comprar bolas chinas vibradoras desde 10€ hasta 130€. Y dirás ¿ Cual es la diferencia? Pues contra más azucar más dulce. Las bolas chinas más caras disponen de un sistema de rotación además del movimiento de vibración, tienen mando y 8 modos de estimulación. Sin duda puedes comprarte unas bolas chinas baratas por 10€, asi que depende de lo que busques en ellas.

precio de bolas chinas vibradoras

¿Para que se utilizan las bolas chinas vibradoras ?

Como hemos comentado ya, acostumbran a tener una función terapéutica. Se acostumbran a usar para robustecer el suelo pélvico, que es el conjunto de músculos y tendones que mantienen la vejiga, la uretra, el útero, la vagina y el recto. El suelo pélvico puede verse desgastado tras un parto, por poner un ejemplo, o bien sencillamente por el correr del tiempo. Un suelo pélvico fuerte puede eludir la incontinencia urinaria, facilitar la lubricación, eludir el peligro de prolapso y, generalmente, nos permitirá gozar más del sexo.

¿ Cómo hay que utilizar las bolas chinas ?

Realmente el mecanismo es muy sencillo: es suficiente con introducirlas en la vagina, si bien hay que saber que la primera vez pueden resultar molestas, con lo que es importante introducirlas con la ayuda de un lubricante. Su colocación es “afín” a la de un tampón: por fuera debemos dejar el cordón que nos dejará extraerlas después.

Una vez dentro, la clave es moverse con ellas (caminar, salir de compras, efectuar con ellas ejercicios de Kegel…) puesto que esto va a hacer que el pequeño peso que lleva cada una de las bolas en su interior choque entre ellas y se genere en nuestro suelo pélvico una contracción. El conjunto de contracciones será lo que provoque el fortalecimiento de los músculos. Al comienzo, las bolas se deben colocar durante unos quince – veinte minutos y unos 3 días a la semana. Después se pueden emplear cada día y hasta un máximo de media hora al día más o menos.

error: Content is protected !!